Segunda Konvención de los Kinks

Cartel de la Segunda Konvención

Noticias/Crónicas

Imágenes

Vídeos

Tras el éxito de la Primera Konvención de los Kinks, estaba claro que repetir era cuestión de tiempo. A principios de 2013 se empezó a hablar de cómo montarlo, y a la organización de la anterior konvención (Jose, Iñaki y Manu) se unió de forma muy activa Carlos, que resultó de gran ayuda. De nuevo encontrar un local para el concierto era la parte más importante y el Intruso Bar nos pareció el lugar más adecuado. Se fijó la fecha en el 8 de junio.

La experiencia previa nos hizo mejorar algunas cosas de la organización, por ejemplo, esta vez se diseñaron unas entradas que se pusieron a la venta anticipada por internet y en la tienda de discos Escridiscos. Del mismo modo, también nos hizo ser más ambiciosos con las actividades. La primera Konvención había sido un éxito y todos habíamos disfrutado mucho de ella, pero prácticamente se había limitado solo al concierto de la Village Green Experience.

Manu tuvo la idea de hacer un coloquio, que se encargó de presentar y organizar junto a Carlos. La librería El Argonauta nos cedió un espacio muy amablemente y participaron en el coloquio nada más ni nada menos que los ilustres periodistas Juan de Pablos y Luis Lapuente, que nos hicieron pasar un muy buen rato haciendo gala de su conocimiento de la música en general y los Kinks en particular, y explicando divertidas anécdotas.

Por la tarde, tuvo lugar el esperado estreno del documental We're Not Like Everybody Else en el célebre Café Comercial, que también tuvo el detalle de cedernos una sala para su proyección. El estreno, que emocionó a todos hasta el punto de hacer saltar alguna lagrimilla a más de uno, contó con la presencia de su director Àlam Raja.

Y cómo no, por la noche, ya en el Intruso, tuvieron lugar las actuaciones de algunos fans y el sensacional concierto de la Village Green Experience, que consiguió el difícil objetivo de superar el de la primera tocando la friolera de 30 canciones y desterrando algunas canciones menos conocidas para delicia de los fans.

Indudablemente, un día para recordar.